El presidente Mauricio Macri aseguró hoy que diariamente pone todo su esfuerzo para "generar puestos de trabajo y empleo de calidad" genuinos, no a instancias del "clientelismo" político y "aguantaderos" en oficinas estatales.

En declaraciones formuladas a FM Radio La Meca 91.7 de la localidad riojana de Malanzán, Macri precisó además que sueña con "una Argentina Federal".

El mandatario dialogó con la radio riojana, previo a encabezar la reunión de Gabinete, en Casa Rosada y al ser consultado como es su día, el mandatario dijo: "me levanto bien temprano y trato todo el día de ver qué puedo hacer para ayudar a generar un puesto de trabajo más".

De inmediato, aseguró "esa es mi obsesión y ver cómo crear empleo de calidad en todo el país".

En ese sentido, el mandatario se remitió a sus dichos al participar del Coloquio de IDEA, al sostener que "un buen gobernante es aquel que crea condiciones para que pueda haber inversiones, las pymes puedan crecer y tomar gente".

Además, al hablar sobre la importancia del trabajo genuino pidió "no transformar intendencias, la gobernación y oficinas nacionales, en aguantaderos de amigos o clientelismo" y subrayó que ese "no es un empleo que genera felicidad".

Consideró además, que "es una equivocación, el camino del engaño y del atajo", comparándolo con el juego de cartas, diciendo que "el truco es muy lindo, pero no se tiene que aplicar a la vida".

Por otra parte, el mandatario, en un reportaje distendido habló del "sólido protagonismo" de La Rioja en la exportación de aceite de oliva y aceitunas.

Asimismo, destacó en la economía riojana de la generación de energía eólica y solar, destacando la presencia de los parques, que como el eólico ampliará su producción energética en 350 megas.

Macri, además, sostuvo que sueña "con una Argentina federal" que tenga "igualdad de oportunidades", donde "un chico de La Rioja o Jujuy tenga igualdad de oportunidades que en la Capital Federal".

El mandatario destacó la importancia que tiene para La Rioja el turismo, y el acceso al mundo digital, como así también se refirió a los partidos que Boca y River podrían llega ra disputar en el marco de la Copa Libertadores.

En ese sentido fue enfático al momento de sostener que lo que menos quiere es una final entre los equipos argentinos y que espera que sea con uno de Brasil para evitar la expectativa de lo que generaría un clásico: "son tres semanas sin dormir", afirmó.

Buenos Aires, 23 octubre (NA)