La Legislatura de Chaco aprobó por unanimidad la una reforma al régimen electoral que ahora establece una composición del 50% de mujeres y otro tanto de hombres en las listas de candidatos a cargos electivos en la provincia.

La nueva normativa, que recoge propuestas que desde 2001 habían sido impulsadas por legisladoras de diferentes bloques parlamentarios, abarca la totalidad de los cargos electivos de diputados provinciales, concejales municipales y convencionales constituyentes de la provincia.

El artículo 55º de la ley 834, aprobada anoche, establece que “las listas de candidatos de los cargos a cubrir deberán conformarse con mujeres en un 50% y varones en un 50%”.
Dispone que la distribución de cargos se hará de manera intercalada entre mujeres y varones desde el primer candidato titular hasta el último suplente.

Indica que con el fin de garantizar la paridad de género se debe “respetar imperativamente” el orden de inclusión.

"Cuando se convoquen números pares las listas de candidatos titulares y suplentes deberán efectuar la postulación en forma alternada y para la totalidad de los cargos electivos en disputa, es decir, intercalando uno de cada género por cada tramo de dos candidaturas, puntualiza.

Cuando se trate de números impares de cargos “la lista de candidatos titulares convocados deberán cumplimentar el orden previsto en el inciso anterior. El orden de los suplentes deberá invertirse en la misma proporción, de modo que si un género tiene mayoría en la lista de candidatos titulares, el otro género deberá tenerla en la nómina de candidatos suplentes”.

También se modificó la ley provincial de Elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), al establecerse que las listas de precandidatos deberán formarse “ubicando de manera intercalada a mujeres y varones para cumplir con la paridad de género”.

En las listas para las PASO “el género del candidato estará determinado por su DNI, independientemente de su sexo biológico”.

“Las confederaciones o alianzas transitorias deberán integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones en las listas oficializadas, con independencia de su filiación partidaria y con los mismos requisitos establecidos para los partidos políticos”, precisa.

La ley sancionada anoche tiene como antecedente una disposición de la Carta Orgánica del Partido Justicialista de Chaco que en 2002 dispuso la paridad de género para la integración de listas de cargos electivos, con alternancia en la que como mínimo las mujeres tienen los lugares pares de las respectivas listas.