Cambiemos avanzará con un recorte de casi $ 2.500 millones en el Presupuesto de la Legislatura bonaerense, una medida que ya había tomado el año pasado, en el marco de una serie de gestos de "austeridad" para bajar el gasto político.

La medida, aún está en estudio, pero todo hace indicar que se concretará una vez que se destraben los acuerdos necesarios para que el oficialismo avance con el Presupuesto 2019.

Los gastos de las cámaras de Diputados y Senadores dependen de un porcentaje del Presupuesto 2019. El año pasado se rebajó al 1,2%, mientras que el proyecto oficial busca que el año que viene se fije en el 1%. Teniendo en cuenta que la Provincia estudia presentar gastos por $ 850 mil millones, para la Legislatura quedarían $ 8.500 millones.

Sin embargo, se analiza un "plan B" para limitar el recorte al próximo año, dejando la puerta abierta para un aumento el año siguiente: algunos legisladores señalan que el 1,2% es un "tope", y como tal las cámaras podrían votar un presupuesto inferior, sin modificar ese techo. Las opciones están abiertas, aseguran en la Legislatura.

Con todo, la rebaja del 1,2 al 1% representaría una caída de $ 1.700 millones (si finalmente el Presupuesto 2019 es de $ 850 mil millones). Pero el sector del oficialismo más cercano al Ejecutivo pretende llevarlo más lejos, y forzar un ahorro total de $ 2.500 millones. El número final representaría un incremento respecto de este año, pero bastante inferior a la inflación.