El presidente Mauricio Macri rechazó hoy estar ante un escenario de despidos masivos y consideró que el país va por el "camino correcto" a pesar de la "dura coyuntura", al tiempo que volvió a defender el acuerdo con el FMI.

"Se le ha vendido a los argentinos que el Fondo es malo. El Fondo no es malo ni bueno", subrayó Macri, tras reunirse con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, durante una visita a Río Cuarto.

En conferencia de prensa, el jefe de Estado indicó que al FMI "le pareció que puede funcionar" la propuesta Argentina y destacó: "Nos ha dado el apoyo más grande que dio en la historia".

Para Macri, el país atraviesa un "momento difícil", pero -según dijo- ahora avanza sobre "bases sólidas porque habrá equilibrios estructurales".
El presidente admitió que la "coyuntura es dura", pero sostuvo que el país adoptó el "camino correcto y el único".

Ante una consulta sobre cuál era la propuesta del Gobierno para combatir la pobreza en un contexto de "despidos masivos", Macri respondió enfático: "No coincido".

Al respecto, indicó que a partir de un informe del ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, la Argentina "no presenta un escenario de despidos masivos".

"Estoy convencido de que vamos cada vez más, y estamos en el camino correcto y el único posible. Por eso tenemos el apoyo del mundo", enfatizó Macri, y señaló: "Hemos tenido un pico (de inflación) en estos dos meses, y va a ir a la baja".

"No se podía seguir viviendo de prestado y gastando mucho más de lo que tenemos. Sobre esas bases vamos a construir una Argentina que tenga empleo de calidad", señaló.

Y agregó: "Vivimos durante mucho tiempo creyendo que las cosas podían ser gratis, que podíamos consumir en cantidad, por ejemplo la energía, que era como el aire, y eso no era verdad. Terminamos importando energía carísima".

En referencia a la presentación del Plan Argentina Exporta, el mandatario aseguró que esa plataforma significa "generar empleo de calidad y desarrollo para potenciar a las pymes, en este momento difícil". Para el presidente, "el déficit cero no tiene que ser una quimera, sino un compromiso de todos".