La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, enviará hoy a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2019 con un estimado general de 850.000 millones de pesos.

La iniciativa estará acompañada además de la ley impositiva, que establecerá un aumento del Inmobiliario Urbano y Rural del orden del 40 por ciento. Ambos expedientes serán girados a la Cámara alta provincial, donde comenzarán las negociaciones con distintos sectores de la oposición.

Sindicatos y organizaciones sociales realizarán un acampe en la Plaza San Martín, de La Plata, desde hoy y hasta el próximo jueves par acuestionar el proyecto de Presupuesto.

Durante la protesta los organizadores tienen previsto brindar charlas para poner en debate los ejes donde se debería poner el foco desde el gobierno en la discusión presupuestaria.

Según trascendió, la gestión de Vidal prevé un Presupuesto cercano a los 850 mil millones de pesos. Entre sus puntos contempla un incremento del 20 por ciento para atender aumentos salariales de empleados públicos, docentes y policías.

Respecto al endeudamiento que solicitará la Provincia, trascendió que sería de entre 80 y 100 mil millones de pesos.
Vidal deberá hacerse cargo de unos 40 mil millones de pesos producto de la transferencia de subsidios nacionales y por la eliminación del Fondo Sojero.

Respecto a la Ley Impositiva, el impacto se ubicaría entre el 35 y el 40 por ciento tanto para la planta urbana como rural. Lo que aún no se conoció es si los aumentos alcanzarán a otros tributos, en especial a algunas actividades que actualmente pagan Ingresos Brutos.

En una conferencia de prensa en la sede de ATE provincia de Buenos Aires, referentes de la CTA Autónoma, CICOP, AJB, APL, SITRAIC, NOS Gastronómicos, CTEP, FOL y Barrios de Pie, abordaron cada una de las áreas de intervención que se profundizarán en las charlas programadas.

El secretario general de ATE y la CTA Autónoma bonaerense, Oscar de Isasi, indicó que "vamos a poner en debate con la sociedad y con los legisladores nuestras propuestas de cómo debería estar conformado el ejercicio presupuestario para mejorar las condiciones de vida de millones compatriotas que habitan el territorio bonaerense y que hoy la están pasando mal".

"Nos oponemos a cualquier presupuesto que intente consolidar la desigualdad, es decir a cualquier presupuesto de ajuste en la provincia; el presupuesto nacional 2019, marca claramente que gran parte de los recortes que acordaron con el FMI es la quita de recursos a las provincias", según expresó el dirigente gremial "combativo".

Además, agregó que "el ajuste y su profundización se federaliza, y la provincia de Buenos Aires es un territorio apetecible para la voracidad de los especuladores internacionales teniendo en cuenta que la provincia genera el 33% de la riqueza de todos los argentinos", dijo de Isasi.

Puntualmente, el dirigente de la principal organización que convoca al acampe, reclamó porque "se invierta en adicciones, salud, educación, emergencia alimentaria y en los sectores productivos".

También solicitó financiamiento para el Astillero Río Santiago, la Comisión Provincial por la Memoria y FANAZUL.

En tanto, Pablo Maciel, referente de la CICOP, añadió que "para los trabajadores de la salud es importante formar parte del presupuesto", y detalló que "el último del 5,5 por ciento que es el más bajo en la etapa democrática de la provincia de Buenos Aires".

Por su parte, Marcelo Ojeda, miembro de la comisión directiva nacional SITRAIC, dijo que "estamos con problemas en la industria. El parate en la obra pública genera desocupados y afecta las políticas públicas".

Natalia Robledo, referente del sindicato de Gastronómicos, agregó que "la gente no le dada tanta importancia al presupuesto como la tiene, porque es importante que podamos ponerle un freno al presupuesto de ajuste del Fondo Monetario Internacional".