La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió hoy sobre la imposibilidad que enfrentan los pequeños y medianos comercios para cumplir con el pago en dos cuotas del bono de 5 mil pesos a sus empleados, como estipula el acuerdo alcanzado por la CGT, el Gobierno y el sector empresario para que todos los trabajadores del sector privado lo perciban en los meses de noviembre y enero.

"Los primeros interesados en instrumentar herramientas que fomenten al consumo somos nosotros pero en la reunión de hoy nuestra postura fue que no todos los sectores pueden afrontar un bono de 5 mil pesos", señaló CAME.
Y, apuntó que "para los pequeños y medianos comercios es inalcanzable, por eso desde CAME planteamos seguir dialogando con el gremio para analizar si se aumentan los planes de pago en más cuotas segmentando el tipo de empresa".

En lo que respecta a los despidos, fuentes de la cámara aseguraron que "estadísticamente las pymes no despiden" y argumentaron que esto se debe a que las firmas del sector "les cuesta enfrentar el costo del despido en sí mismo y porque en una pyme se forma un ambiente familiar al tener poco personal y además invirtió mucho en capacitar".

Recordemos que ayer a la tarde, los jefes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, anunciaron -luego de reunirse con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica- que alcanzaron un acuerdo con el Gobierno y con el sector empresario para que todos los trabajadores reciban un bono de fin de año de 5.000 pesos, pagaderos en dos cuotas en los meses de noviembre y enero.

De la reunión con Sica participaron también Roberto Fernández (UTA), José Luis Lingeri (obras sanitarias), Amadeo Genta (municipales) y Andrés Rodríguez (UPCN).

Los gremialistas reclaman que los bonos sean refrendados por un decreto del Gobierno nacional, ya que la CGT descree de la posibilidad de acordarlos con las cámaras empresarias.