Cambiemos y el peronismo "racional" lograron avanzar con un proyecto que permite el aporte de empresas en las campañas electorales y la iniciativa podría ser tratado en el Senado antes de fin de año.

Legisladores de ambos espacios firmaron hoy el dictamen de comisión del proyecto de ley que levanta la prohibición para que las empresas privadas puedan realizar aportes partidarios para las campañas, un tema que resurgió en la agenda luego de que se desataron los escándalos político-judiciales de los "cuadernos de la corrupción" del kirchnerismo y de los "aportantes truchos" de Cambiemos.

El expediente aprobado hoy reúne un conjunto de iniciativas presentadas por senadores de Cambiemos y del justicialismo. El proyecto establece que las agrupaciones no podrán recibir de una misma persona humana o jurídica, un monto superior al 5% de los gastos permitidos para cada campaña electoral.

En tanto, seguirán prohibidos los aportes de entidades nacionales, provinciales o municipales, los contratistas de obra pública, las firmas de juegos de azar, las personas o empresas extranjeras que no tengan residencia en el país y las hechas por asociaciones sindicales, patronales o profesionales.

Además, el aporte en dinero deberá ser efectuado únicamente mediante transferencia bancaria, cheque, tarjeta de crédito o débito o plataformas digitales, siempre que se pueda identificar al donante.

Finalmente, los partidos políticos, una vez finalizado cada ejercicio contable anual, deberán presentarse ante la justicia electoral para mostrar su balance general, así como la lista completa de los aportantes.

Ante el incumplimiento de la ley, las agrupaciones serán sancionadas con la pérdida del derecho a recibir contribuciones, subsidios y todo recurso de financiamiento público anual por un plazo de entre uno y cuatro años, y los fondos para financiamiento público de las campañas electorales por una o dos elecciones.