El oficialismo fracasó hoy en su intento de tratar el pedido de desafuero de la senadora Cristina Kirchner, al no poder reunir el quórum necesario para sesionar, de 37 legisladores presentes, y el PJ argumentó que el tema está concluido.

Cambiemos quiso tratar el pedido de desafuero de la senadora del Frente para la Victoria enviado por el juez federal Claudio Bonadio en diciembre pasado, en el marco de la causa en la que está imputada por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

La sesión había sido convocada para las 16:00 y siendo las 16:30 sólo había 26 presentes en el recinto, por lo que el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, levantó la sesión y abrió las expresiones en minoría.
Los únicos que bajaron al recinto fueron los senadores de Cambiemos y Carlos Reutemann y Lucila Crexell, del Interbloque Federal, mientras que el Bloque Justicialista y el Frente para la Victoria se ausentaron.
Una vez transcurrido el tiempo reglamentario de media hora de espera y levantada la sesión, Pinedo se sentó en su banca para exponer la visión de la bancada oficialista sobre el tema.

El referente de Cambiemos reiteró que el pedido de la sesión se basó, en parte, en que la ex mandataria no apeló el fallo de su pedido de desafuero y detención preventiva y que, al no haber una decisión de segunda instancia y no haber sido apelada la primera, el pedido debía tratarse.

En este sentido, Pinedo indicó que el oficialismo trató de cumplir con su "obligación", dado que el plazo para tratar el pedido de Bonadio comenzó a regir "el primero de marzo" y desde esa fecha "se cumplen 180 días" este martes, límite para abordar el tema.

Pinedo sostuvo que Cambiemos busca demostrar que "no hay espíritu corporativo para el no tratamiento de los temas" y agregó: "Tampoco hay lo que se ha dicho acerca de una persecución política o jurídica, lo que hay es una investigación judicial en marca. Fuimos cuidadosos en que sea eso lo que está en discusión".

"De ninguna manera pensamos que puede haber ningún tipo de impunidad corporativa", finalizó el presidente provisional del Senado.

Por su parte, el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto, afirmó en declaraciones a la prensa acreditada que el oficialismo "debería haber levantado la sesión" porque al mediodía llegó al Senado una nota del Tribunal Oral Federal N°8 que, a su entender "hace caer el desafuero".

La nota responde a un pedido de información que había hecho el Senado sobre la situación procesal de la ex presidenta en esa causa judicial y allí, el tribunal subrayó que "todas las personas imputadas se encuentran en libertad y están a derecho y dando cumplimiento en tiempo y forma a sus obligaciones procesales".

El TOF 8 recordó que tanto al ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, como los dirigentes Luis D Elía y Jorge Alejandro Khalil, todos imputados en la misma causa, se les concedió la excarcelación luego de apelar.

"El pedido llegó al mediodía. Deberían haber levantado la sesión", subrayó Pichetto, quien al ser consultado sobre si la nota del tribunal significa que el pedido de desafuero está caído, respondió: "Absolutamente".