El juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño, Roberto Gallardo, declaró inconstitucional e inaplicable en el territorio de la Ciudad de Buenos Aires el protocolo de uso del arma de fuego que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, determinó para las fuerzas federales.

El magistrado ordenó a la administración de Horacio Rodríguez Larreta que no se adhiera al reglamento policial. Gallardo hizo lugar a un amparo presentado por la legisladora porteña Myriam Bregman y la abogada María del Carmen Verdú, de la Coordinadora contra la Violencia Policial e Institucional (Correpi) y Carla Lacorte, víctima y sobreviviente de un caso de gatillo fácil.

En su presentación, efectuaron un pedido de nulidad de la resolución 956/2018, dispuesta por el ministerio que conduce  Bullrich. La medida les permite a los agentes federales disparar sin necesidad de dar la voz de alto o de responder una agresión armada.

Cabe recordar que la administración porteña había decidido adherirse al protocolo sobre el uso policial de las armas de fuego que dispuso Bullrich. Además, la gestión de Larreta propondrá la creación de un reglamento para las fuerzas antidisturbios.

Los demandantes indicaron que "la Resolución en cuestión se encuentra en clara violación a la Constitución Nacional y Tratados Internacionales", por lo que solicitaron "con carácter urgente se dicte medida cautelar y se suspenda la Resolución, ordenándose abstenerse a aplicar lo allí dispuesto hasta tanto se dicte sentencia respecto a la inconstitucionalidad e inconvencionalidad de la Resolución".

También sostuvieron que la resolución "afecta el derecho a la vida y a la integridad física de las personas, garantizado en el ordenamiento constitucional y en el ordenamiento internacional". (DIB) FD