Por la fuerte devaluación de este año, la deuda bonaerense se incrementó un 50% en pesos en los primeros seis meses del año, y ahora representa el 63,5% de los recursos totales de la Provincia y el 9% del Producto Bruto Geográfico (PBG).

El salto, como viene informando DIB, se explica completamente por la corrida cambiaria de la primera mitad de 2018, que disparó un 100% la cotización del dólar respecto del peso. De hecho, traducidas a la divisa estadounidense, las acreencias bonaerenses se redujeron levemente.

Según el informe publicado por la Dirección de Deuda y Crédito Público, las obligaciones bonaerenses ascendían a $ 382.710 millones en junio de este año, lo que implica un incremento del 41% respecto de los números presentados en marzo ($ 271.471 millones), y de un 50% del registro de diciembre. No obstante, contabilizada en dólares la deuda cayó de 13.473 a 13.266 millones de dólares.

El salto supone un incremento importante en los niveles de endeudamiento del gobierno de María Eugenia Vidal. De hecho, pasó a representar el 63,5% de los recursos totales que dispone la Provincia, cuando en marzo apenas llegaba al 50%. Además, el peso sobre el PBG aumentó del 6,9 al 9% en tan solo tres meses.

En el período informado, la cotización del dólar pasó de $ 20,46 a $ 29,65, lo que representa una suba del 45%. Esto significa, además, que en los niveles actuales (cerró en torno a los $ 39 esta semana) se debe esperar otro salto en las acreencias bonaerenses.

Según el informe oficial, al 30 de junio de 2018 el 75,4% del total de la deuda bonaerense estaba constituida en moneda extranjera (61,7% en dólares, 13,2% en euros y 0,5% en otras monedas), mientras el 24,6% restante estaba denominada en pesos. Además, se precisó que la mayor parte de los vencimientos de la deuda se concentran en el mediano plazo (54,5%), seguidos por los vencimientos a largo plazo (26,2%) y de corto plazo (19,3%).

Respecto a los vencimientos de corto plazo, (aquellos que vencen entre julio de 2018 y junio de 2019), se informó que el 56,7% corresponde a obligaciones en dólares, un 35,5% a obligaciones en pesos y un 7,8% en euros.

Para 2019 el Gobierno deberá afrontar pagos por $ 84.342 millones, más del 50% de los cuales corresponden a la amortización de las obligaciones, mayormente en moneda extranjera. En el Presupuesto 2019 el Gobierno solicitó permisos de endeudamiento por $ 68.500 millones, y aseguró que en su totalidad iban a ser destinados al pago de deuda.