La Cámara Federal confirmó hoy el procesamiento con prisión preventiva para la expresidenta Cristina Fernández en la causa de los "Cuadernos de las coimas", mientras que les bajó la calificación del delito a la mayoría de los empresarios involucrados.

Los jueces de la Sala I de la Cámara Federal, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, confirmaron la mayoría de los procesamientos que habían sido dictados por el juez federal Claudio Bonadio y ratificaron el pedido de prisión preventiva de CFK, que por el momento no se cumple por los fueros que posee como senadora de la Nación.

El fallo ratificó también los procesamientos de los exfuncionarios, Julio De Vido, Roberto Baratta, Nelson Lazarte, Rafael Llorens, José María Olazagasti, Oscar Centeno y José López, quienes son sindicados como parte de la asociación ilícita que según la Justicia encabezó la expresidenta.

Por el contrario, la mayoría de los empresarios fue beneficiado con una atenuación de la calificación penal: para la Cámara pasaron de ser parte de una asociación ilícita a cometer cohecho activo. De este modo, los jueces validaron las declaraciones de la mayoría de ellos, quienes reconocieron el pago de coimas vinculados a la campaña electoral, pero no como un "retorno" por la adjudicación de obras.

Entre los beneficiados se destaca Ángelo Calcaterra, el primo del presidente Mauricio Macri y ex CEO de la empresa Iecsa. Corrieron la misma suerte Aldo Roggio, Gabriel Romero, Armando Loson, Hugo Antranik Eurnekian, Luis Betnaza y Juan Carlos de Goycoechea.