Una encuesta realizada en Marzo por Query Argentina/M&R Asociados vuelve a indicar que Cristina Kirchner le ganaría a Mauricio Macri en un ballotage, así como ya lo hizo el análisis de Hugo Haime.

La consultora evaluó cuatro posibles escenarios electorales donde se registra una tendencia acentuada hacia el cambio de gobierno.

Entre los distintos escenarios electorales. En el primero Macri se enfrenta una oposición dividida. En ese escenario Cristina Kirchner se impone (27,9%) al actual presidente (26,9%). Lavagna le sigue con el 12,1%, que es el único candidato con imagen neta positiva, aunque con un alto nivel de desconocimiento (31%), sobre todo entre los sectores de la juventud.

En segunda vuelta -siempre en el mismo escenario electoral- Cristina se impone con el 35,7% a Macri que alcanzaría los 35,1%, mientras que los votos de Lavagna se dividen en casi tres partes iguales con destinos hacia Cristina, Macri y los indecisos.

En el segundo escenario, en el que Vidal es la candidata del oficialismo y se enfrenta a una oposición dividida, la Gobernadora se impondría (30,2%) a Cristina Kirchner (27,8%). en tanto, Lavagna mantendría los mismos porcentajes (11,4%). De cara a una segunda vuelta, Vidal lograría un 36,7% y Cristina 35,9%. Aunque el margen de los indecisos es muy alto (27,4%)

En el tercer escenario , Macri se enfrenta a un peronismo unido que lleva como candidato a Lavagna. El Presidente logra un 27,4% y el ex ministro de Economía un 21,7%. En segunda vuelta Macri logra un 34,4% perdiendo la elección con Lavagna que alcanzaría el 35,2%. El nivel de indecisos es del 30%.

En un cuarto escenario, Vidal enfrentaría al peronismo unido y lograría el 29% frente a Lavagna que llegaría al 20,1%. En segunda vuelta, la Gobernadora se impondría por estrecho margen (32,6%) frente al economista (32,2%). El nivel de indecisos es aún mayor: 35,2%.

También Query hizo énfasis en la pérdida de un 25% de la imagen Neta (índice que vendría a evaluar la diferencia entra la imagen positiva y negativa del presidente) desde Marzo de 2016. Los análisis marcan como el índice combinado entre imagen y gestión de Mauricio Macri se encuentra en el mínimo histórico, acompañado de una relación inversa con la variación del Dólar y la inflación, es decir, que frente a un aumento del dólar y de la inflación se produce una caída en la imagen del presidente y en la aprobación de su gestión.